Semblanza de un charro

Vestirse de charro es como
vestirse de caballero,
sabiendo bien que el segundo
no precisa del primero.
Que más que el traje por fuera
importa el traje por dentro;
más que la gala del traje
la gala del sentimiento.
Por eso un buen charro sabe
que está cubriendo y luciendo
con noble traje su firme
nobleza de caballero.
Quiero decir, por lo tanto, y termino
el palabreo:
vestir de charro es vestirse
dos veces de caballero.
Vestirse de charro es como
vestirse de México:
sus minas en las espuelas,
sus cumbres en los sombreros.
Pero no sólo por fuera
ha de vestirse de México.
Que, al mineral de la patria
y a la cumbre de sus cerros
en la estrella de la espuela
y en la cima del sombrero,
ha de juntar, plata viva,
lo noble del pensamiento,
lo firme de la palabra
y lo claro de los hechos.
No sólo en el lienzo charro
hay que ser charro; hay que serlo
en el lienzo de la vida,
en este encendido lienzo
en el que, con más bravura
y con menos lucimiento,
hay que mostrar diariamente,
a calas y jineteos
con el ardor en la sangre
el gesto de caballero.
Vestirse de charro es como
vestirse de México.
Y todo buen charro sabe,
doblemente caballero,
a cuanto se obliga un hombre
que va vestido de México.

~ by lacacadechango on October 22, 2008.

3 Responses to “Semblanza de un charro”

  1. esta poesia es una de mis favoritas muy buena

  2. no saben en donde puedo encontrar los demas poemas charros???
    gracias

  3. Muy bueno y me gusto

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: